ˇDiviertete! P.W.C masters Copyright 2012
  Historia de Uborg
 

HISTORIA UBORG


El Uborg es un enigma y constituye de esta manera un tema muy atractivo para el investigador. En mi trabajo le he consagrado todo un capítulo completo y he intentado recopilar todos los materiales que he podido encontrar acerca de este monstruo. De todas las historias que se han explicado sobre la aparición de Uborg en el mundo parece ser una solamente la verdadera. Ésta es la que aquí relato con todo detalle. 

Los historiadores de Faeo saben qué poderosamente inquietaba en los siglos pasados a los intelectos de los jóvenes investigadores de aventuras la leyenda del inapreciable tesoro que en su momento había ocultado con sumo cuidado el gran brujo de la magia de la tierra Goroshan. Dicen que poco antes de su muerte, sumergió todos sus bienes de hechicero a una profundidad impensable y que después se dirigió a la Madre-Tierra con la petición de cubrir el tesoro como si allí no hubiera nada enterrado. Muchos se esforzaron en encontrar el tesoro de Goroshan, soñando dominar sus inestimables artefactos, pero nadie lo consiguió. Quizás la historia de su herencia sea sólo una invención. No obstante, los habitantes de Faeo querían creer en su autenticidad; por eso, una vez detrás de otra se decidían unirse en la laboriosa y peligrosa búsqueda. En este asunto, llegaron más lejos que todos cuatro Señores del mal. Siendo jóvenes, pero muy talentosos los magos negros transitaron durante muchos años por el mundo, esforzándose por doquier en hallar las pistas de los antiguos tesoros. Pero sus esfuerzos fueron en vano... 

Entonces, indignados por su destino, decidieron obligar a la tierra a darles lo que ellos estaban buscando. Dirigiéndose al antiguo santuario de la Madre-Tierra, los brujos iniciaron su malvada brujería. En sus manos había en verdad un terrible instrumento, puesto que la magia negra tiene en realidad un grandioso poder de destrucción. Los Señores llevaron a cabo terribles ritos, quemando animales vivos y sacrificando a habitantes completamente inocentes de los poblados circundantes. Privaron de paz a todos los restos enterrados en las capas profundas de la tierra: numerosos huesos de seres enterrados en los últimos milenios empezaron un baile salvaje, martirizando a los que se encontraban sobre la tierra. El otrora floreciente y maravilloso santuario de la Madre-Tierra se convirtió en terreno reducido a cenizas, inundado en sangre y envuelto en cenizas, sobre el cual se alzaban montañas de cuerpos quemados y mutilados. El suelo se agrietó y se ennegreció, pero los magos continuaron atormentándola, utilizando todo el rico arsenal de las fuerzas de las tinieblas. “Danos lo que nos corresponde”, decían dirigiéndose a la tierra. Y un día la atormentada tierra cumplió sus requisitos, pero a su manera. El firmamento se abrió y al encuentro de los señores que escrutaban con avidez el firmamento estalló una pesadilla hecha realidad. De un grosor secular descendió al mundo un ser que había absorbido todo el dolor de la sufriente tierra, todo el horror de las torturas de los rituales realizados por los magos negros. El gigantesco animal con cien ojos y miles de dientes durante mucho tiempo masticó a los desafortunados hechiceros, transformando sus huesos en polvos y estrujando toda la sangre que salía de sus cuerpos hasta la última gota. A partir de este siniestro día nadie de los habitantes del mundo superior pudo sentirse seguro, ni pudo dar un paso en la tierra con la total seguridad de que ésta no se fuera a deshacer bajo sus pies dejando salir a su siniestro hijo, eternamente hambriento y cruel, que podía deleitarse infinitamente con los sufrimientos de las infelices víctimas. La empresa loca de los Señores había llamado al mundo una criatura llena de un mal remoto, negro y eterno, lo más terrible que se podría haber creado nunca desde las profundidades de la tierra. Nunca Uborg bebió tanta sangre hasta la saciedad, no pudiéndosele parar a no ser con su muerte.

He realizado un gran trabajo con una descripción general procediendo a partir de aquellos que vieron a Uborg. Este trabajo no es nada fácil, puesto que casi todos los testigos de la aparición del monstruo que quedaron en vida perdieron para siempre la facultad de hablar o se volvieron locos. Sólo los raros habitantes de Faeo, viéndole, conservaron el juicio claro a pesar de que el pelo de sus cabezas se encaneció en un instante y no pudieron calmar el temblor de sus manos ni un minuto.

Juzgando por lo que me ha sido posible saber, Uborg recuerda a una bestia gigante. Corren rumores de que se le ató con el rabo al mismísimo centro de la tierra, lo que naturalmente es una fantasía. Sin embargo, es complejo determinar la longitud de su cuerpo, puesto que para cazar muestra desde la tierra solamente la cabeza. La cabeza de Uborg es enorme, la boca está llena de colmillos largos y puntiagudos, más exactamente de cuchillos afilados. Tiene una gran cantidad de ojos, ante cuya mirada los más atrevidos guerreros pierden la razón y los animales se vuelven furiosos. Un poco más debajo de la cabeza hay dos tentáculos, cuyo contacto dejan en la piel quemaduras negras. Todo el cuerpo de Uborg está protegido por una resistente coraza, la cual incluso las mejores espadas atravesarían con dificultad. 

Engendrado a partir de los sufrimientos, Uborg responde sensiblemente a ellos, presentándose precisamente en el mundo superior en el momento en el que había batallas y se derramaba sangre. Algunos hombres sabios están seguros de que reacciona exclusivamente ante el dolor de la tierra, aunque yo me permito no estar de acuerdo con ellos: los hombres caídos allí a lo lejos no siempre presionan a la tierra mucho más que, digamos, los mercaderes que viajan. No obstante, los hijos de la tierra negra están sólo allí donde se escuchan los lamentos de los heridos y los que se están muriendo. Por desgracia, la respuesta a la pregunta más importante de cómo vencer a Uborg, está cubierta por una cortina secreta. Innumerables héroes han sucumbido esforzándose en encontrar un lugar vulnerable en el cuerpo de la bestia gigante. Si descubrieron algo, se lo llevaron consigo en las brumas de las profundidades de la tierra, a donde Uborg arrastra a sus víctimas...

 

 

??????? <img src=???????? ??? ? ????: ????? ?????. " src="http://warofdragons.es/images/data/bots/uborgmonster.jpg" style="font-family: tahoma; font-size: 12px; " />



 
 
  Hoy hay 20721 visitantes¡Aqui en esta página!
__cv=36a1739441beca471eee96054065ca00") repeat scroll 0% 0% transparent; width: 48px; height: 46px; cursor: pointer;">
 
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=